A Travellerspoint blog

55 horas en la India

O la manera más barata de viajar desde Nepal a Myanmar

sunny 40 °C
View Vuelta al mundo on gacela's travel map.

Mi siguiente destino después de pasar unos meses increíbles en Nepal era Myanmar (antiguamente conocida como Birmania), pero como parece que soy incapaz de viajar como una persona normal, en lugar de coger un vuelo desde Katmandú decidí hacer una visita exprés al país vecino y volar desde Kolkata (antes conocida como Calcuta. ¡Vaya lío de nombres!). En fin, mi última parada en Nepal estaba a tan sólo 40 kilómetros de la frontera con la India, así que en un pispás me planté en otro país. Ya me avisó una emprendedora nepalí en el autobús de camino a la frontera, "India será más rica que Nepal, pero está más sucia y huele peor". No le faltaba razón a la mujer, a la que se le olvidó avisarme de que también hacía mucho más calor y había mucha más gente. Mi idea era llegar hasta Kolkata en un tren nocturno, pero con esa superpoblación, los 4 trenes que salían esa noche estaban llenos, así que tuve que optar por el autobús.

P1040068.jpg

Tenía toda la tarde por delante en la caótica y algo estresante Siliguri, así que fui a la oficina de turismo para que me recomendaran qué hacer. Todos los empleados de la oficina estuvieron de acuerdo en que lo mejor era ir al nuevo centro comercial (el único sitio con aire acondicionado) y, tal vez, ver una película allí. Lo del aire acondicionado me pareció estupendo, así que, con la ayuda de una amable mujer, logré subirme a un rickshaw motorizado (iban todos llenísimos y era un poco confuso saber a dónde se dirigían) que me dejó en la puerta. Elegir la película que ver no fue difícil porque el último hit de Bollywood se proyectaba cada hora, así que compré mi entrada y me dispuse a pasar 3 horas entretenida (y fresquita). Aunque no entendí casi ni una palabra de lo que dijeron, la peli era en hindi, me lo pasé bien haciendo mi propia película (la trama no era muy complicada) y viendo los bailes que salpican toda producción india.

De vuelta a la realidad, me subí a un autobús para pasar las siguientes 14 horas sentada junto a una mujer que no paraba de vomitar. Mientras el autobús circulaba a toda velocidad por las autopistas indias (hacía mucho tiempo que yo no veía una carretera así), la mujer sacaba la cabeza por la ventanilla. Así, el viaje se me hizo un poco largo, pero por la mañana ya estaba en Kolkata con 2 días por delante para explorar la ciudad.

P1040081.jpgP1040074.jpg

Kolkata me pareció una ciudad de grandes contrastes: por un lado, parece un sitio rico, con grandes avenidas arboladas y coches en buen estado circulando por ellas (casi todos conducidos por chóferes, incluso los más cutres tipo Suzuki Swift) y, por otro, se ve mucha miseria, con gente durmiendo en las aceras, incluso madres con niños pequeños, y con baños en mitad de la calle. Incluso en la calle más cara de la ciudad te encuentras que frente a la tienda último modelo de Apple se sientan los limpiabotas y gente vendiendo mecheros en el suelo.

P1040088.jpgP1040076.jpg

A pesar de los 40 grados a la sombra, opté por recorrer parte de la ciudad a pie (Kolkata me pareció infinita, extendiéndose kilómetros y kilómetros) y así, sin realmente proponérmelo, llegué hasta la casa de las hermanas de la caridad, donde vivió y ahora está enterrada Teresa de Calcuta (si alguien tiene algún interés, le puedo dar su medallita).

P1040101.jpgP1040149.jpg

También intenté visitar unos templos interesantes algo más lejos del centro y cual fue mi desilusión cuando descubrí que ambos estaban cerrados y no abrían hasta por la tarde. Sin embargo, todo es posible en este país y un amable celador accedió a abrirme la puerta de uno de ellos a cambio de una propina.

P1040128.jpgP1040117.jpg

El otro templo tuve que fotografiarlo a través de las rejas, pero aún así el paseo me resultó muy interesante, pues pude ver un barrio más humilde y mucho más tranquilo. Además, aproveché esta zona para degustar los famosos dulces bengalíes, que, además de ser extremadamente baratos, estaban buenísimos.

P1040109.jpgP1040112.jpg

Mejor no sigo con el tema culinario porque os iba a poner los dientes largos, ya que aquí se come de maravilla. Hay puestos callejeros por todas partes que sirven las más variadas combinaciones y todo está bueno. En todo caso, para finalizar mi pequeña ruta por Kolkata, me acerqué hasta el memorial de la reina Victoria, un edificio de mármol en mitad de un parque. El sitio estaba lleno hasta la bandera, como todos los recintos que había visitado hasta entonces sin importar la hora o el día de la semana. ¡Qué cantidad de gente en todas partes!

P1040148.jpg

Mis 3 días en la India fueron suficientes para hacerme una idea sobre esta zona del país y no estresarme demasiado con la multitud, el ruido y los olores. Ya estaba lista para explorar Myanmar.

Posted by gacela 04:34 Archived in India Tagged ciudades

Email this entryFacebookStumbleUponRedditDel.icio.usIloho

Table of contents

Comments

Que pasa que ya no salen tus posts en FB? no me entero cueando publicas!

by Elena

Tienes toda la razón, no sé qué ha pasado con el link de Facebook, pero hace tiempo que no funciona...

by gacela

Comments on this blog entry are now closed to non-Travellerspoint members. You can still leave a comment if you are a member of Travellerspoint.

Enter your Travellerspoint login details below

( What's this? )

If you aren't a member of Travellerspoint yet, you can join for free.

Join Travellerspoint