A Travellerspoint blog

Cajamarca

sunny 24 °C
View Vuelta al mundo on gacela's travel map.

Escribo este último post peruano desde el aeropuerto de Lima, mientras espero que salga mi vuelo para Madrid. Creo que en 8 horas me dará tiempo a terminarlo, aunque no me hago responsable de la calidad del contenido porque acabo de llegar después de un trayecto de 15 horas en autobús. Mi idea era pasar el día de hoy en el centro de Lima, pero me encuentro demasiado cansada para aventurarme en una de las ciudades más peligrosas de América Latina. Además, ¿quién puede resistirse a pasar unas horas en un lugar lleno de tiendas con precios desorbitados y aire reciclado?

Mi experiencia en Cajamarca puede decirse que ha sido un poco atípica. Con mi billete de regreso a España en el bolsillo, una semana por delante y ningún otro sitio interesante que visitar, he pasado estos días conociendo la ciudad y sus alrededores de la manera más relajada posible. Afortunadamente, hay bastantes lugares que visitar en esta región y, sorprendentemente, mucho turismo nacional. Así, estuve entretenida toda la semana con todos los tours a los que me apunté.

SAM_2507.jpgSAM_2542.jpg

La ciudad de Cajamarca es mundialmente conocida porque aquí Pizarro atrapó al último inca, Atahualpa, que cuando llegaron los conquistadores se estaba dando un baño en las aguas termales a 6 kilómetros de la ciudad. Un remojo de lo menos oportuno en lo que ahora se llama Baños del Inca en su honor. Atahualpa acordó pagar un rescate por su liberación, un cuarto lleno de oro y dos de plata, pero aún así fue ejecutado, no sin antes convertirse al cristianismo para evitar la hoguera. Este cuarto del rescate es el único vestigio inca que queda en la ciudad.

SAM_2663.jpg

El resto de Cajamarca presenta una arquitectura colonial clásica, con su Plaza de Armas, sus iglesias y conventos y sus casas coloniales con jardín interior. En general, es una ciudad tranquila y bien cuidada, gracias, en gran parte, a los recursos que genera la mina de oro más importante de Sudamérica. La minería también es responsable del gran número de hoteles de lujo y también de los altos precios de todos los servicios (en comparación con otras zonas del país). Eso sí, el parque automovilístico es el más moderno de todo Perú.

SAM_2589.jpgSAM_2544.jpg

Necrópolis de Otuzco
A pocos kilómetros de Cajamarca se encuentran unos nichos funerarios excavados en la roca, que se conocen como las ventanas de Otuzco. Fueron utilizados por la cultura que habitó la zona antes de los incas y, originalmente, las ventanas estaban cubiertas con una roca a modo de puerta.

SAM_2534.jpg

En la zona también se puede visitar un inmenso jardín de hortensias, que cuenta con ejemplares muy grandes, aunque creo que de colores menos vivos que las que crecen en el norte de España (Piluca, me acordé mucho de ti y tu futura casa).

SAM_2521.jpg

Cumbemayo
En este lugar de las montañas hay unas formaciones rocosas muy curiosas, que, con un poco de (o mucha) imaginación, se asemejan a animales y cosas. Un poco como la ciudad encantada de Cuenca, pero más en campo abierto y a 3.500 metros sobre el nivel del mar.

SAM_2566.jpg

Parece que últimamente soy un imán para los bichos peligrosos y en esta ocasión me topé con un alacrán, aunque me aseguraron que no era venenoso. Por si acaso, la foto la hice con el zoom...

SAM_2574.jpg

Además de las rocas, aquí se puede ver un acueducto pre-inca. Por lo que parece, el acueducto era una manera de culto al agua, ya que las poblaciones obtenían el agua que consumían de unos ríos que pasan por ellas. Una de las atracciones del acueducto es un recodo que gira 90 grados y luego otros 90 y que, personalmente, no entiendo muy bien cuál es la gracia del invento. A lo largo del acueducto también se pueden apreciar bajorrelieves.

SAM_2579.jpg

Baños del Inca
Como ya he comentado, Atahualpa estaba dándose un baño en las aguas termales cuando Pizarro llegó a Cajamarca. Concretamente, parece que estaba en remojo en esta pila:

SAM_2627.jpg

Ahora el lugar es un centro termal muy importante y se ha creado un pueblito a su alrededor. Como ya he estado en un montón de baños termales en mi viaje y no quiero parecer aún más joven ;-) , no me sumergí en los baños del inca y tan sólo los visité.

SAM_2623.jpg

Cascada de Llacanora
Como no podía faltar en ningún valle que se precie, Cajamarca también tiene su cascada. Caminando una media hora desde el pueblo de Llacanora por unos paisajes muy verdes, se encuentra esta pequeña cascada.

SAM_2615.jpg

Además, en el camino se puede apreciar la construcción típica de la zona, consistente en bloques de adobe con piedras como unión. Nunca había visto casas de este tipo y me resultan un poco extrañas, sobre todo, por las piedras ahí en medio (¿no se colará el viento por ellas? ¿y la lluvia?), pero deben ser efectivas.

SAM_2581.jpg

Haciendas
Cajamarca se encuentra en uno de los mayores valles de Perú y se ha dedicado intensivamente a la cría de ganado vacuno. Así, hay numerosas haciendas que fabrican queso, yogur y, mi favorito, manjar blanco (traducido, dulce de leche), además de un incontable número de comercios en la capital que venden dichos productos.

Por lo tanto, visitar las haciendas se ha convertido también en una atracción turística. Así que, en una de mis excursiones conocí el fundo "Los Alpes", gestionado por un suizo, que ha introducido el envejecimiento de los quesos. De tal manera que éste es uno de los pocos sitios del país donde puede encontrarse queso curado (en el resto, sólo queso blanco), aunque parece que no tiene mucha aceptación entre la gente local. Esther, hacen el queso casi como tú, con instrumentos tradicionales.

SAM_2514.jpg

También están intentando conseguir una vaca morada como la de milka, pero de momento sólo les ha salido el lomo.

SAM_2516.jpg

Otro día fui a visitar la hacienda La Collpa, cuyo principal atractivo es la denominada llamada de las vacas. Consiste en que un señor se pone con un magnetófono y un látigo y llama a las vacas que están pastando por su nombre, que ellas reconocen y se colocan en el lugar que les corresponde en la cuadra (¿se llama cuadra dónde se guardan las vacas?). El sistema es bastante curioso, aunque hay algunas vacas un poco tozudas que no hacen mucho caso. Y hasta mi madre tiene una vaquita con su nombre!!

SAM_2607.jpg

Por último, me uní al tour con destino a la Cooperativa Atahualpa Jerusalén (antigua granja Porcón). El nombre en sí no tiene desperdicio y es, a mi entender, un poco contradictorio en su intento de unir lo inca con lo cristiano, pero lo mejor son las citas bíblicas que inundan el lugar (sin palabras). El origen de esta cooperativa está en la reforma agraria que se llevó a cabo en Perú en los años 70 y que repartió la tierra expropiada entre cooperativas de campesinos. Este experimento no tuvo mucho éxito y la única que ha sobrevivido es ésta, gracias a la explotación forestal. Se dedicaron a plantar pinos y han convertido un monte árido en un bosque inmenso y muy rentable.

SAM_2628.jpg

También tienen ganado vacuno y se dedican a la artesanía y el turismo. Tienen 3 hospedajes de distintas categorías en sus terrenos, además de restaurantes, y mantienen un zoo muy interesante, con animales de todo el Perú y parte del extranjero.

SAM_2633.jpg

PD: Sé que extrañaréis el blog en este mes de vacaciones, pero intentaré entreteneros con algún material extra en estas semanas. Y ya sabéis que me tenéis en persona para contaros las historias que no pueden publicarse en internet ;-)

Posted by gacela 12:35 Archived in Peru

Email this entryFacebookStumbleUpon

Table of contents

Be the first to comment on this entry.

Comments on this blog entry are now closed to non-Travellerspoint members. You can still leave a comment if you are a member of Travellerspoint.

Login